Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

¡A SU SALUD, SANTOS!

¡A SU SALUD, SANTOS!
Por Oscar Medina Gómez

Por orden y gracia de la corrupción y de los multimillonarios negocios a favor de unos pocos-Saludcoop es un ejemplo incuestionable. Caprecom otro- que permite el sistema de salud que tenemos, la atención oportuna y eficiente a millones de colombianos es un padecimiento diario, que ha causado miles de muertos por física negligencia y tramitomanía en clínicas y hospitales.

A esa extrema gravedad económica que tiene moribunda la sostenibilidad financiera de las redes municipales, departamentales y nacional de los centros médicos y hospitales públicos, se suma ahora una nueva reforma a la salud. La tercera de que es objeto la Ley 100. Que aunque no se ha aprobado, lo será.

Nuestros “honorables padres de la patria”, a meses de quererse reelegir en el congreso, se arrodillarán a Santos y de un palmetazo la votarán positivamente. No como borregos. Como canallas mercantilistas del dolor y los padecimientos del pueblo colombiano.

Son muchas las consecuencias de la reforma presentada por el Ministro Alejandro Gaviria, quien cacarea por todos lados que será la salvación del pueblo colombiano. Voy contarles a los apenas las secuelas más gravosas:

Las EPS seguirán siendo las enterradoras del sistema de Salud. Así se llamen ahora Gestoras de Servicios, estos monstruos de la corrupción y la tortura, conservarán el manejo e intermediación de los recursos, contratando a dedo y pagando cuando se les dé la gana a clínicas y hospitales o IPS. Entre esas instituciones está la ESE salud Yopal, que vive rogando siempre que doña Luz Amparo Ariza, la cuestionada gerente de Capresoca, renueve el contrato. Así que los obstáculos y tropiezos para los usuarios continuarán, en virtud de las autorizaciones que seguirán expidiendo las EPS.

Como consecuencia de la anterior intermediación, pues el actual esquema de dependencia de las IPS no cambia. Las deudas acumuladas seguirán y cada día se reducirá más el porcentaje de contratación hacia la redes públicas hospitalarias. Cuando menos nos demos cuenta la ESE Salud Yopal será cerrada, como Red Salud y otras.

El pago del NO POS no lo asumirá el Estado, sino la gente, las familias, los usuarios, según sea su capacidad económica.

Igualmente los usuarios tendremos que seguir pagando las famosas cuotas moderadoras y los copagos, dos serias limitantes que obstaculizan y asfixian cada día el sistema.

Las IPS podrán montar hospitales universitarios. O mejor, laboratorios para practicantes. Ya no se requerirá de facultades de medicina y de especialistas, que respalden profesionalmente el servicio. Ahora, con la reforma, cualquier aprendiz y/ o yerbatero podrá atender a los pacientes.

Los ciudadanos, los usuarios no tendrán cabida ni representación en las decisiones que se tomen al interior del Sistema general de salud. ¡Agache la espina hermano y no alegue!

Van a desaparecer sistemáticamente las actuales EPS públicas, para que operen solo las nuevas Gestoras de Servicios de Salud, pero de carácter privado. Esas Gestoras seguirán con su operación vertical a través de la contratación con sus propias clínicas y hospitales. ¡Que viva el salvaje modelo neoliberal. La gente vale huevo!

Es, entonces, una tercera reforma a la salud, que en vez de fortalecer el sistema lo envilece mucho más. Uno, como ciudadano de a pie, ya no sabe qué decir, ni pensar, ni actuar ante el palo que Santos y sus secuaces le siguen dando al pueblo. Lo más angustioso es que a este Presidente lo van a reelegir millones de colombianos. No porque sea el mejor. Claro que no. Sencillamente porque no tiene contrincante político. Y yo que pensaba que en agosto del año entrante nos libraríamos de una buena vez de esa pesadilla. Digo yo.

Editorial Noticiero CASANARE AL DÍA 6 – 8 A.M. Emisora Manantial Estéreo 107.7 FM


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar