Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Domingo Conde Rueda

Domingo Conde Rueda
Por Oscar Medina Gómez

Le voy a dar un compás de espera al nuevo secretario de gobierno del alcalde Wilman Celemin. La verdad -lo digo con preocupación- no le tengo mucha fe a este personaje. Pero es justo aguardar a ver si en este reencauche de chamba política, sale con algo bueno para Yopal y sus habitantes.

De profesión abogado y de oficio politiquero, Domingo Conde Rueda no es nuevo por estas tierras. Al contrario. Es viejo. Ejerció el mismo cargo en la administración de Efrén Hernández Vargas, sin que uno recuerde algo importante de su paso por la alcaldía. Solo su prepotencia y aires de suficiencia.

Lo mismo pasó cuando este araucano fue diputado de Casanare por más de 5 años. Conde Rueda no se destacó precisamente por sus servicios en procura de mejorar el nivel de vida de los casanareños. No señor. Descolló, eso sí, cuando de estar atento a las a las ejecuciones presupuestales y manipulación del presupuesto departamental se trataba.

Uno lo veía con bastante regularidad subir y bajar presuroso las graderías del edificio de la gobernación rumbo al sexto piso, corriendo al despacho del gobernador de turno. Bueno. Supongo que a buscar el progreso de la gente. Claro, claro.

A Conde Rueda se la ponen en bandeja de plata porque realmente el tránsito de Olmedo Colina -anterior secretario de gobierno de Wilman Celemín - fue opaco. Todos los males del hueco negro se apoderaron de Yopal: inseguridad al mil por ciento, donde en esta ciudad a uno lo matan por gusto; proliferación de bares, cantinas y bebederos baratos de mala muerte, con la respectiva invasión del espacio público; crecimiento inusitado de burdeles y prostíbulos -tanto de medio pelo como de cierta categoría- en transitadas calles de Yopal. Sin duda el negocio del sexo y el menudeo de sustancias ilícitas es altamente lucrativo.

Y ni que decir de las escandalosas y peligrosas celebraciones de la gente cuando gana la selección Colombia de futbol. No hay quien meta en cintura a esas hordas de dementes que, ebrios de cerveza y aguardiente, con sus motos y vehículos a toda velocidad atentan contra la vida de la ciudadanía.

A ver si Domingo Conde Rueda tiene los cojones que no tuvo su antecesor para ponerle orden a la ciudad en lo que le toca. De lo contrario se habrá equivocado de nuevo el alcalde. A quien, la verdad sea dicha y apenas con un par de excepciones, lo rodea un gabinete de mediocres. Digo yo.
Editorial Noticiero Casanare al Día, Manantial Estéreo 107.7 FM de 6 a 8 A.M.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar