Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

MANO DURA CONTRA LOS DROGADICTOS

MANO DURA CONTRA LOS DROGADICTOS
Por Oscar Medina Gómez

Además de la venta al menudeo que tienen los jibaros en las escuelas y colegios, a plena luz del dia, muchas discotecas, rumbiaderos, bares y, claro, parques y sitios públicos de Yopal son hoy lugares donde patotas de drogadictos se reúnen a diario. Claro: no a debatir soluciones a los serios retos que tiene la ciudad como la falta de agua potable o la inseguridad estranguladora que está matando a la gente. Claro que no. Van es a consumir toda clase de drogas, alucinógenos y sustancias psicoactivas como cocaína, mariguana, LSD. heroína, éxtasis y bazuco.

Mejor dicho: Como por si algo nos faltaba, Yopal está en manos de los drogadictos, que con sus andanzas de la mano llevan el delito.

Después de las 6 de la tarde en parques como el general Santander, La Estancia, El Resurgimiento -en las mismas barbas de la alcaldía y el comando central de policía-, La Campiña se ven a los parches de drogadictos metiendo droga e imponiendo su ley. Al honesto y trabajador yopaleño de a pie le están vetados estos parques.

Que se supone son públicos y para el goce de todos. Ni hablemos del famosos Parque La Iguana, convertido las 24 horas en Las Vegas criollas del placer sexual y la drogadicción.

Lo más indignante es que en no pocas ocasiones la policía actúa de forma cómplice con los drogadictos. Es decir, saben lo que están haciendo y el peligro que significan y sin embargo los uniformados se hacen los ciegos, sordos y tarados. Con su comportamiento negligente, están acolitando la inseguridad de todos los yopaleños.

El gobernador Marco Tulio Ruiz prometió en campaña crear una especie de centros especializados de atención y prevención para los jóvenes consumidores de drogas. Este propósito, estimado Marco Tulio, no debe dar más espera.

Pero ojo: que no se vayan a convertir esos lugares no solo en un fortín de contratos -por ejemplo, para los “honorables” diputados- sino en una alcahuetería estatal a donde llega el drogadicto a meter gratis su porro de mariguana, su pase de perica, su dosis de heroína o sus pepas de éxtasis.

Sì. A los drogadictos hay que verles como gente enferma que requiere apoyo y atención del gobierno. Pero también hay que apretarles las clavijas y combatirlos como debe ser. Por eso, a la par con las intenciones de resocialización y ayuda médica que tiene el gobernador, le pido a la policía que encabeza el coronel Jorge Hilario Estupiñàn, que actué sin contemplaciones. Con mano firme. Hágalo antes de que los drogadictos nos consuman a todos. Digo yo.

Editorial Noticiero Casanare al Día 6 – 8 A.M. Emisora Manantial Estéreo 107.7 FM


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar