!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

LA INSÓLITA HISTORIA DE LO QUE PASA EN UNA CAPITAL QUE HOY ESTÁ SIN AGUA

LA INSÓLITA HISTORIA DE LO QUE PASA EN UNA CAPITAL QUE HOY ESTÁ SIN AGUA
Por: Sección CM& Uno, dos, tres

En nuestro país pasan cosas que no deberían ocurrir y mucho menos, repetirse.

Uno de esos insólitos hechos está pasando en Yopal, la capital del Casanare.

Una falla geológica provocó el colapso total de la estructura de la planta de tratamiento de agua potable de la ciudad, que quedó fuera de servicio desde hace ya casi un año. De inmediato, el Ministerio de Vivienda inició los estudios para la construcción de un nuevo acueducto para Yopal y presentó el proyecto ante el Fondo de Adaptación, entidad que se encarga de apoyar la recuperación de las zonas afectadas por el invierno.

A finales de 2011 quedó aprobada la construcción del nuevo acueducto, cuyo costo total se calcula en $ 53.500 millones. La Gobernación del Casanare se comprometió a aportar $ 40.000 millones, la administración municipal de Yopal anunció la entrega de $ 8000 millones y el Fondo de Adaptación aprobó el giro de $ 5000 millones.
Hasta ahí, todo muy bien; sin embargo, el Concejo de Yopal negó no una, sino dos veces la modificación al presupuesto de 2011, evitando así el giro de los recursos que aportaría el municipio para la construcción del acueducto.

Surgió entonces una fórmula salvadora: la entonces alcaldesa de Yopal, Lilian Fernanda Salcedo, propuso la utilización de los recursos del Fondo Departamental de Aguas para asegurar la construcción del nuevo acueducto, pero la dicha duró poco: con la llegada del nuevo año y de la nueva administración, no quedó claro si el nuevo alcalde de Yopal estaba de acuerdo con la fórmula propuesta para financiar la obra.

La gerente del Fondo de Adaptación, Cecilia Álvarez, envió el 13 de enero de este año una carta al alcalde de Yopal, Wílliam Celemín, pidiéndole un pronunciamiento sobre el proyecto del nuevo acueducto para Yopal y un compromiso frente a la financiación de la obra. Los días pasaron y de la respuesta, nada de nada. El 23 de enero, la gerente del Fondo de Adaptación envió una segunda carta al alcalde repitiendo las mismas peticiones y adivinen qué: de la respuesta, nada de nada. El 21 de marzo se envió una tercera carta y hasta el día de hoy, nada de nada.

El Fondo de Adaptación fijó el 15 de abril como fecha límite para que la Alcaldía de Yopal respondiera y dijera si seguía interesada en el proyecto, o de lo contrario entendía que se desiste de la construcción del nuevo acueducto. La respuesta nunca llegó y Yopal sigue sin acueducto y sus habitantes sin el servicio de agua. Esta es mi Colombia... ¡déjenme llorar un rato!


Comentarios

Cerrar
s
Cerrar