alcaldia de yopal para pienza decide
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Los errores de la política petrolera que le expuse al presidente de la ANH en el congreso

Los errores de la política petrolera que le expuse al presidente de la ANH en el congreso
Por Oscar Vanegas Angarita*

El Ministro de minas y energía, Amylkar Acosta, manifestó esta semana que la reforma al sistema general de regalías a través del Acto Legislativo 05 de 2011, fue un error, y que el gobierno presentará al Congreso una contra reforma; pues a partir de 2015 las entidades territoriales productoras quedarán sin presupuesto para cubrir necesidades básicas de funcionamiento y proyectos de inversión social, los cuales se financiaban con las regalías que les quitaron. Durante el periodo de transición que termina este año, el gobierno ha estado girando recursos para cubrir parte de dichas necesidades, pero a partir de 2015 no habrá más giros.

La declaración del Ministro puede verse como una estrategia política para ganar votos en las regiones productoras, pero la realidad es que quienes nos opusimos a la reforma en el 2011, teníamos toda la razón. De ahí el incremento en las protestas sociales o enfrentamientos entre comunidades y petroleras en dichas regiones, las cuales llegaron el año pasado a 440.

Otro error en nuestra política petrolera fue el haber bajado la tarifa de liquidación de regalías del 20% a escalonadas según la producción del campo, desde una base del 8% (el crudo pesado tiene descuento del 25%) hasta un utópico 25%; pero paradójicamente hoy los nuevos contratos solo pagan un promedio del 8% (13 mil barriles diarios y no 34 mil, de 170 mil que se producen), porque fraccionan los campos grandes en varios pequeños. Y, en términos generales, del millón de barriles diarios recibimos 130 mil barriles diarios y no 200 mil, pues la producción incremental de los campos maduros y la de los campos descubiertos antes de 2000, no desarrollados, también quedó cobijada con la ley 756 de 2002.

Pero el gran error, donde la sacamos del estadio, fue el haber cambiado la participación en la producción; primero del 50% al 30% (en la reforma al contrato de asociación en 1999), y luego del 30% al 4% en promedio, con la eliminación del contrato de asociación para volver a la concesión moderna.

Con estos errores, el país pasó de recibir el 76% en promedio de la renta petrolera (state take), al 40%, sin contemplar las prebendas tributarias como el no pago del impuesto de remesa, IVA por maquinaria, aranceles por importación de equipos, descuento de las regalías y del 30% de los activos fijos antes de la renta líquida gravable. Teniendo en cuenta dichas prebendas o excepciones tributarias, la participación para el país es del 25%, mientras que el “state take” promedio mundial es del 75%.

¿Estamos o no regalando nuestro petróleo? Estamos en mora de aprobar una ley orgánica de hidrocarburos que le dé un giro a esta política, aumentando la liquidación de las regalías y mejorando la participación para el país en la renta petrolera.

*Ing. de Petróleos. Presidente del ORSEME.


Comentarios

Cerrar
Cerrar