Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

Puma proveniente de Casanare fue rescatado en un apartamento en Bogotá

 Un felino, de la especie Puma concolor, que fue trasladado desde el municipio de Tauramena (Casanare) hasta Bogotá, y que estaba en cautiverio en un apartamento del norte de Bogotá, fue incautado por la Secretaría de Ambiente y la Policía Ambiental y Ecológica.

“El puma lo trajeron del Casanare. Lo que nos dice el tenedor de este animal es que lo encontró en su finca y lo trajo hasta Bogotá para ser recuperado. El animal tiene muchos problemas de salud, dificultad para movilizarse, vamos a hacer todo lo posible por recuperarlo, ya ha sido examinado por veterinarios y se está alimentando con la ayuda de nuestros funcionarios”, informó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Según el registro de la secretaría de Ambiente, el puma incautado es una hembra en edad prejuvenil, con un peso aproximado de 7,1 kilogramos. Luego de realizada la incautación, fue valorado e identificado por funcionarios de la secretaría de Ambiente, quienes determinaron una baja condición corporal además de un delicado estado de salud: el animal presentaba dolor en la zona abdominal y paraparesia, o debilidad espástica en las piernas.

 Al parecer, el felino se encontraba en precarias condiciones y tenía contacto estrecho con seres humanos y animales de compañía como perros y gatos, precisamente estos desarrollos fueron los que afectaron considerablemente su estado natural.

La entidad informó que estos factores no solo reducen las posibilidades de reincorporarse a su hábitat, sino que ponen en riesgo su sobrevivencia, por lo que los daños a la integridad del puma son tan determinantes al momento de su recuperación.

Tras la incautación, el felino fue trasladado al Centro Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre, de la secretaría de Ambiente, donde se le realizaron radiografías, exámenes genéticos y estudios detallados para definir cuál debe ser el proceso de intervención.

De acuerdo con la entidad, en la capital continúan presentándose casos en los que las personas utilizan animales silvestres como mascotas, lo que genera sufrimiento a estos individuos y daños en los ecosistemas. Se han reportado casos de serpientes, loros, tortugas, canarios, tigrillos y primates, que han sido extraídos de su hábitat natural para ser conducidos a encierros que afectan su adecuado desarrollo.

Según la funcionaria Urrutia, la secretaría de Ambiente en conjunto con la Policía Ambiental y Ecológica, mantendrá acciones de vigilancia en diferentes puntos de la capital con el objetivo de salvaguardar la biodiversidad y prevenir el tráfico o tenencia ilegal de fauna silvestre.

Como una información de servicio, los ciudadanos pueden denunciar la comercialización o tenencia ilegal de animales silvestres a las líneas telefónicas 3174276828, 3183651787 y 3182154047 o reportando directamente al correo electrónico fauna@ambientebogota.gov.co




Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar