Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

A COLOMBIA LE HACEN FALTA OLEODUCTOS

A COLOMBIA LE HACEN FALTA OLEODUCTOS
Con información de elcolombiano.com
La octava parte de la producción de crudo del país, unos 120.000 barriles al día, se sacan hoy de los campos petroleros usando una flota cercana a los 1.500 carrotanques. Y esta solución contingente está pasando factura a las compañías, quienes pagan tres veces más por cada uno de los 200 barriles que moviliza un camión frente a lo que costaría transportarlos por oleoducto.

Además evidencia la insuficiencia de la red que tiene el país para movilizar petróleo. Y eso pasa justo cuando Colombia continúa aumentando su producción, que este mes ha tocado picos de 979.000 barriles diarios, pero implica un mayor deterioro de la ya precaria red vial del país y un golpe a la competitividad del sector.

"Es evidente que el ritmo de crecimiento de la producción de petróleo ha ido más rápido que la infraestructura para transportarlo. En este momento no se está dejando de sacar producción, pero en el pasado reciente tuvimos problemas con crudo que se quedaba atrapado en los campos por la falta de oleoductos", señala Alejandro Martínez Villegas, presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP).

Por eso, reforzar los 6.000 kilómetros de oleductos que tiene el país es una de las mayores preocupaciones de corto plazo, compartidas por el Gobierno y las petroleras, como quedó claro en el Congreso Internacional de Minería y Petróleo que concluyó el viernes en Cartagena.

No en vano, ya no es ni siquiera llegar a la meta psicológica de alcanzar una producción promedio diaria de un millón de barriles lo que apura al Ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas Santamaría.

De hecho, ese reto del Gobierno se ha venido aplazando desde diciembre pasado, entre otras cosas, por los tiempos extras que implica movilizar crudo en camiones.
Más crudos pesados

A eso se suma la lejanía de algunos campos al ducto más cercano y los ataques de la guerrilla contra troncales como el Caño Limón-Coveñas y las caravanas de carrotanques. Este hecho ha sido recurrente en los primeros meses de este año en Caquetá, donde las Farc han atentado contra camiones que trabajan para la multinacional británica Emerald Energy.

"Cuando comenzamos operaciones tuvimos días de 2.000 camiones para movilizar 70.000 barriles diarios. Pero logramos construir en solo nueve meses un oleoducto de 240 kilómetros. Sin embargo, no es suficiente, y seguimos usando carrotanques, cada vez menos", cuenta Ronald Pantin, presidente de Pacific Rubiales, segunda productora de petróleo del país.

El directivo comenta que el transporte de un barril de crudo sacado desde campo Rubiales (Meta) hasta el puerto en Coveñas (Sucre) vale 11 dólares, pero si se trata de crudos pesados que deben movilizarse en carrotanque hasta Barranquilla, esa cifra se incrementa a 32 dólares.

El vicepresidente de Transporte de Ecopetrol, Álvaro Castañeda Caro , explica que la producción del país crece por estos crudos más pesados y la capacidad de transporte de los oleoductos se reduce un 40 por ciento frente a otros livianos.

La estatal petrolera ha liderado la construcción de infraestructura. Para este año tiene un presupuesto de 1.500 millones de dólares, pero en su intención de asegurar una mayor cobertura se ha encontrado algunas realidades que llevan a usar los camiones.

"Han aparecido pequeños campos que por sus bajos volúmenes de producción de entre 5.000 y 20.000 barriles no justificaban construir oleoductos", explica.

Soluciones de fondo

Entre las medidas contingentes de Ecopetrol, se cuenta construir oleoductos secundarios, como el de 130 kilómetros entre San Fernando (Meta) y Cusiana (Casanare).

Con las cosas como están, la procesión de carrotanques continuará su marcha, mientras que se concretan proyectos de gran envergadura. En primer lugar, el Oleoducto Bicentenario, en construcción y listo para 2016, seguido del Oleoducto del Pacífico que va desde los Llanos Orientales, está en diseño, busca inversionistas, y no estaría para antes de 2018.

Ambas megaobras suman una inversión estimada que supera los 9.000 millones de dólares. El primer tramo de Bicentenario estaría listo en diciembre: de los 960 kilómetros, ya se tienen construidos 130 kilómetros de los 235 que Ecopetrol aspira a tener en operación para finales de este año entre Araguaney (Casanare) y Banadía (Arauca), siempre y cuando "se resuelvan unos problemas sociales y de seguridad física, de manera que se sumen 120 mil barriles de capacidad a la red de oleoductos", aclara Castañeda.

El proyecto completo tendrá capacidad de transportar 450.000 barriles diarios entre Casanare y Coveñas y tiene una costo total de 4.300 millones de dólares, de los cuales se han invertido 1.300 millones.

Con el cierre financiero asegurado, comenzar la segunda etapa de más de 700 kilómetros entre Arauca y Sucre "depende de los tiempos de licenciamiento ambiental. Lo que estamos viendo, en un escenario realista, es estar hablando de que ese tubo estaría terminado en 2016", concluyó.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar